lunes, 22 de junio de 2015

True Detective - Temporada 2, Capítulo 1



Una de las series que más cautivó al público en el 2014 fue la oscura e intrigante True Detective. Además de destacarse por un guión sólido y por una calidad técnica sobresaliente, la creación de Nic Pizzolatto dio que hablar también desde lo que respecta a las interpretaciones. En ese aspecto, los espectadores pudieron disfrutar del festival de alto calibre que brindaron sus protagonistas, Matthew McConaughey y Woody Harrelson, conformando un dúo brillante e inolvidable. Tras una larga espera  y tanto con una historia diferente como con otras figuras en el reparto, True Detective finalmente dio comienzo a su segunda temporada.
El primer episodio nos muestra nuevamente que el impacto visual de sus imágenes se mantiene. Lo mismo ocurre en cuanto a la fotografía, los planos extensos, los silencios y la creación de atmósferas retorcidas y climas prácticamente lúgubres. Se trata de una serie muy cinematográfica, que lleva el sello que distingue a los productos de la cadena HBO, con ese tinte casi tenebroso que predomina en gran parte de las secuencias que se exhiben en la pantalla.


Nic Pizzolatto nos introduce otra vez en un relato en el que la intriga florece y va cobrando más intensidad conforme pasan los minutos. No solo en lo que rodea a la ciudad y a los diversos organismos y entidades, sino también en lo que le ocurre a cada uno de los personajes que intervienen en la trama. Los principales, compuestos por Colin Farrell, Vince Vaughn, Rachel McAdams y Taylor Kitsch parecen tener como punto en común un pasado que los mortifica y los atormenta. El realizador nos sumerge tanto en la oscuridad de lo que acontece como en lo dramático que se tornan algunas cuestiones. Para ello se vale de una banda sonora que acentúa las impresiones que el observador experimenta con el visionado de lo que se le presenta ante sus ojos.
Uno de los desafíos más importantes que se planteó de antemano para esta segunda temporada de True Detective radicaba en lo difícil que podría resultar conquistar de nuevo a aquellos espectadores que pudieron apreciar el nivel superlativo de las interpretaciones que ofrecieron McConaughey y Harrelson. Lógicamente, alcanzar la performance de esa dupla es una tarea ardua, pero al menos en este arranque cada participante demostró solidez al momento de llevar a cabo su rol, luciéndose, sobre todo y con una tremenda labor, Farrell como un detective alcohólico con algunos problemas personales y una personalidad impulsiva, casi indescifrable.
True Detective cierra su primer capítulo cumpliendo y hasta tal vez superando las expectativas creadas. Deja un buen sabor, cautivando además por su magnetismo y su calidad técnica.


PUNTAJE DE 1ER CAPÍTULO: 8,2

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada