sábado, 18 de abril de 2015

Tuya - Crítica



Infidelidad y encubrimiento

Edgardo González Amer es el encargado de valerse de la novela de Claudia Piñeiro para adaptarla al cine en Tuya, un thriller que por momentos cambia riesgosamente de tono, virando entre la intriga y el humor (éste en contadas ocasiones). La buena puesta en escena permite que el film se perciba más interesante, y su duración (aproximadamente hora y media) le juega a favor de modo que el asunto no termine enredándose más de la cuenta ni tornándose pesado.
Inés (Andrea Pietra) vive cómodamente creyendo que todo en su entorno marcha bien. Su rutina da un giro abrupto cuando descubre una carta de amor a Ernesto, su marido, sin remitente, con un corazón dibujado con rouge cruzado por un “te quiero”. A partir de allí, Inés comienza a indagar para tratar de descubrir con qué mujer la ha engañado su esposo.
Tuya entretiene pero no logra atrapar de forma regular. Existen cuestiones que desfavorecen la forma en que el público pueda tomar la historia. Una de ellas está dada en la utilización (en determinadas secuencias) de la voz en off del personaje de Inés; es probable que la implementación de este recurso haga las cosas más predecibles y menos ingeniosas de lo que podría haber sido si tan sólo se nos mostraran los hechos prescindiendo de estos comentarios o breves relatos.
Edgardo González Amer demuestra que posee una apreciable capacidad técnica para manejar la cámara y para desplegar una serie de planos que elevan el nivel de producción de la película. La proyección gana puntos en lo que concierne a la filmación pero pierde en cuanto a la solidez y al pulso narrativo que requieren los acontecimientos que se exhiben. El enigma se vuelca a la pantalla con intermitencias, y se ve afectado por algunas pequeñas dosis de humor que en oportunidades descolocan, produciendo una desconexión y una ligera pérdida de enfoque central de cara a lo meramente policial.
Andrea Pietra realiza una gran labor interpretativa, siendo la integrante del reparto que más se luce. Jorge Marrale cumple sobriamente. Ambos conforman una pareja desgastada, en la que solo uno de ellos está dispuesto a reanimarla, a revivirla.
La obra de González Amer aborda también la subtrama de la hija del matrimonio, quien está por realizar su viaje de egresados. Una cinta en donde los personajes conservan grandes secretos y donde el rol de la familia se observa dañado. No todo termina de convencer en Tuya, incluido el desenlace y alguna circunstancia cercana a este, de cuestionable resolución.

LO MEJOR: la actuación de Pietra. Apartado técnico. Algunos momentos de intriga.
LO PEOR: los arriesgados cambios de tono hacia el humor. La manera en que se presenta el final. Intermitente.

PUNTAJE: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada