sábado, 6 de diciembre de 2014

Los Juegos del Hambre: Sinsajo - Parte 1 - Crítica



Un prólogo extenso

Ese personaje femenino y aguerrido llamado Katniss Everdeen, compuesto por Jennifer Lawrence, ha sabido ganarse el respeto y sobre todo el fanatismo de fieles seguidores/as de una de las sagas juveniles contemporáneas más exitosas. Lo que supone el cierre de Los Juegos del Hambre se divide en dos entregas (así como también ocurrió con la saga Twilight y con la de Harry Potter).
Sinsajo – Parte 1 representa el prólogo de lo que luego estallaría en la próxima cinta. Más allá de que se trate de una producción correctamente efectuada, carece de la fuerza y de la intensidad necesaria como para mantener cautivado al espectador, siendo el punto que más en contra le juega a la hora de ocasionar interés. Dos horas de duración dentro de las cuales la irregularidad y los cambios de ritmo (en oportunidades bruscos) parecen manifestarse con bastante recurrencia. En la película dirigida por Francis Lawrence, una escena poseedora de tensión es cortada abruptamente para introducir al espectador en otra en la que las cosas se desarrollan con parsimonia desde los diálogos, filtros de colores y música. Es casi una constante que acentúa las vertientes y que a la vez desconecta.


Más allá de algunos componentes que la desestabilizan, la historia tiene instancias en las que se hace sentir la buena labor de realización, de una factura técnica que da la sensación de ir en nivel creciente de una entrega a otra. La transformación de Katniss sigue en pie, volviendo a sacar a la luz su perfil guerrero. Sinsajo intercala la supervivencia con la rebelión en masas, pero todo de una manera muy introductoria. Se trata simplemente de la entrada al plato principal, ese que amenaza con dejarnos más satisfechos y con explotar en todas sus dimensiones.
Vale mencionar que desde el flanco actoral, la obra sale bien parada, tal vez mejor que en las precedentes. En este aspecto siempre resulta entrañable observar al fallecido Philip Seymour Hoffman, aquí con apariciones esporádicas pero cumpliendo con holgura, como de costumbre. Una Julianne Moore de aspecto envejecido acapara determinadas secuencias y da gusto verla compartiendo otra vez espacio con el mencionado actor de The Master.
En este tipo de presentaciones suele reinar una pregunta que abre el debate y pone en duda la necesidad de la fragmentación del material correspondiente al último libro en dos episodios. Unos aproximados 125 minutos de metraje resultan excesivos para lo que Sinsajo – Parte 1 se aboca a narrar. Un preámbulo extenso que saca unos puntos extra por la calidad de sus intérpretes y por dos o tres situaciones con las que la intensidad oculta en casi todo el relato asoma brevemente.

LO MEJOR: los personajes. Las actuaciones. Buena factura técnica.
LO PEOR: carece de tensión. De tranco muy lento. Intermitente. Inferior a las entregas anteriores. Demasiado introductoria.

PUNTAJE: 5

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada