jueves, 11 de septiembre de 2014

Mujeres al ataque (The Other Woman) - Crítica



El club de las despechadas

Algo ha pasado con Nick Cassavetes tras proyecciones de gran aceptación por parte de la crítica y de los espectadores como John Q. y The Notebook. Aquí, en Mujeres al ataque, con guión de Melissa Stack, el asunto está orientado más precisamente al público femenino. Su problema no tiene que ver con la idea central en sí de la narración sino que encuentra lugar en el cómo, es decir, en la forma en que los acontecimientos se vuelcan a la pantalla.
Al film le cuesta avanzar y enganchar al observador. Lo que sucede hasta pasada la primera hora se puede resumir en las pocas líneas que definen su trama o sinopsis (algo que además se visualiza en el tráiler): una mujer casada descubre que su marido tiene una aventura con otra fémina; ambas hallan a una tercera muchacha también involucrada con el mismo sujeto. Las tres aúnan fuerzas para vengarse.
No todo lo que acontece en la historia es gracioso, o incluso peor que eso; la mayoría de las situaciones que se sortean carecen de gracia y simpatía. Mujeres al ataque es una comedia inofensiva, por momentos forzada en su afán por hacer reír y de a ratos desprovista de dinamismo. Lo más salvable de la cinta realizada por Cassavetes es que no es netamente aburrida; si bien el entretenimiento es irregular y en líneas generales lo que tiene por contar está poco aprovechado, posee algunas que otras escenas llevaderas (principalmente en las que aparece Don Johnson encarnando a quien sería el padre del personaje que compone Cameron Diaz).
Existen circunstancias que dan la sensación de estar de relleno para ocupar un poco más de espacio, extendiéndose para alargar la duración de la película y pasar así los 109 minutos. Abundan los gags sin chispa y fuera de timing, así como también algunos que otros eventos demasiado utilizados y agotados en el género. No se explota la posibilidad de cimentar una obra más picante, osada y de resoluciones embarazosas como quizás pedía el relato. El histrionismo de Cameron Diaz y de Leslie Mann está a la orden del día en esta cinta que como comedia falla rotundamente.

LO MEJOR: apenas pasa la hora y media de metraje.
LO PEOR: cómo se abordan y exponen las situaciones, sin fuerza de enlace, sin chispa. Propuesta poco jugada en la plasmación a la pantalla.

PUNTAJE: 2

2 comentarios:

  1. ¡Vaya! Un 2. Se me ha antojado mucho, pero me alegro de no haber dado maromas para conseguir verla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja, creo que agradará más al público femenino, pero de todos modos carece de chispa y de situaciones mínimamente graciosas

      Eliminar